ESPIRAL

Sobre la obra:

Con esta escultura quiero concientizar del tiempo tan limitado que tenemos en esta vida; el cual comienza con una inhalación al nacer y termina con una exhalación al morir. Cuando nacemos comienza nuestra cuenta regresiva, por ello es importante saber vivir en el presente, para poder disfrutar de esta vida en plenitud y total conciencia. La mano que recibe, representa todo aquello que anhelamos alcanzar y lo que aspiramos a llegar a SER, así como nuestros deseos más profundos y elevados de nuestro propio espíritu. La cuerda simboliza nuestro caminar aquí en la tierra, por el que iremos transitando, hasta que nuestro tiempo, llegue a su fin. Las personas escalando por la cuerda nos representan, ascienden para buscar esa trascendencia a un nuevo plano; aún desconocido para nosotros. El reloj marca nuestra cuenta regresiva aquí en la tierra. Formado por una espiral que simboliza “el infinito”, de éste desconocemos tanto su inicio como su final; todo lo contrario del “ser humano” del que, si tenemos la certeza que su tiempo aquí, es finito. Así que… ¡VIVE MUY VIVO!

Detalles:

Fecha de la obra: 2023

Medidas:53 x 33 x 44 cm

Peso: 17,6 kg

Materiales: Bronce/piedra

Detalles: Pieza giratoria

6.200,00 

Sobre el artista:

Luz Mari Morales Abiega es una artista mexicana que navega a contracorriente de las reglas establecidas, empleando recursos propios para descubrir nuevas perspectivas en su expresión plástica. Anticonformista constante ante el resultado de su esfuerzo, se desplaza de la figuración al abstracto y viceversa, logrando enriquecer con inéditos acentos su lenguaje visual. Pintora, escultora, fotógrafa e investigadora, no duda en añadir nuevas disciplinas a su trabajo diario, dentro de las cuales destaca invariablemente.

Luz Mari ha sido finalista durante dos años consecutivos de los premios ‘Reina Sofía’, poniendo el nombre del arte mexicano en alto con su participación. Su obra «Rescate», en piedra y bronce, refleja a todas las mujeres. Debido a la tanta violencia e injusticia en el mundo en su contra, deben unirse y darse una mano para ayudarse unas a otras y salir adelante. El pozo representa los momentos duros, donde nos sentimos hundidas, en algunas ocasiones casi paralizadas, sin saber hacia dónde ir. Es por eso que el apoyo entre nosotras es imprescindible, para juntas poder tener una vida más justa, armoniosa y solidaria.

Esta maravillosa obra estuvo expuesta en la Bienal de Milán y fue reconocida con el premio «Jacopo Daponte» y una crítica extraordinaria de Salvo Nugnes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad